ATENCIÓN A LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA, PREVENCIÓN DEL FRACASO ESCOLAR

En la infancia y la adolescencia se crean vínculos esenciales para un desarrollo sano y saludable. Durante los primeros años se forman las bases sobre las que se crea la personalidad, y éstas se ponen a prueba en la adolescencia, que es una época tormentosa donde aparecen los conflictos propios de la búsqueda del yo.

Los problemas del sueño, de incontinencia urinaria o enuresis,  la retención de la caca o encopresis, el trastorno de déficit de atención y la hiperactividad, la depresión infantil, las conductas autolesivas, las fobias infantiles, los problemas de conducta y de conducta alimentaria (anorexia, bulimia, atracones) y los intentos de suicidio son síntomas que indican la existencia de algún conflicto interno que puede ser solucionado con la intervención adecuada.

Si frente a estas situaciones usted se siente desbordado, es aconsejable que pida ayuda profesional, para evitar que la angustia le lleve a tomar decisiones precipitadas y para establecer pautas que le facilitarán la difícil tarea de educar a los hijos.

También los estudios pueden convertirse en un frente de batalla. Si sus hijos necesitan ayuda para afrontar el aprendizaje o usted ya no sabe qué hacer para que estudien, pida una cita. El fracaso escolar casi siempre es síntoma de que algo no va bien, consultar con un profesional le ayudará a entender cuál es el problema y cómo puede enfocarse para que los estudios no se conviertan en un problema familiar.

También realizamos orientación vocacional.