VIOLENCIA DOMÉSTICA

Crecemos en un núcleo familiar que debería enseñarnos a socializar y marcarnos ciertos límites; dentro de la familia se establecen relaciones de poder, que en ocasiones pueden llevar a situaciones de violencia física, psicológica, económica, social o legal.

 

En familia puede darse lo mejor y lo peor de nosotros, cualquiera de sus miembros puede ejercer maltrato sobre los demás: violencia de género o violencia contra las mujeres, violencia filio parental o violencia de hijos a padres, violencia contra los hombres y violencia de padres a hijos.

La terapia puede ayudarle a entender por qué se producen estas situaciones y a buscar soluciones, o a tomar la difícil decisión de separarse o adoptar medidas legales.

Nadie merece ser maltratado.